lunes, 2 de marzo de 2015

ENTRENAMIENTO LINGÜÍSTICO

Buenos días/tardes/noches (depende del lugar y la hora desde el cuál visitan este espacio), hace ya mucho tiempo que no escribía en este blog, en esta ocasión vengo con un mterial interesante que llegó a mí gracias a una colega de Educación Especial que trabajó con un caso parecido al que actualmente estoy atendiendo, mismo que citaré en el siguiente artículo.

El material en cuestión es una serie de copias, cuya fuente no conozco, acerca de diversos ejercicios para entrenar el lenguaje de un niño con dificultades en la pronunciación de palabras, en palabras de especialistas en el área de comunicación y lenguaje, diría que se trata de un niÑo cuyas dificultades se centran en el área fonológica.

Un caso muy común son los niÑos que llegan a la edad de 7 o tal vez 8 años y todavía tienen problemas al pronunciar palabras con R y RR, sustituyendo dichos sonidos por L o D.

Estos ejercicios ayudan al niño a entrenar su lengua para que se vaya acostumbrando a realizar los movimientos correctos para la correcta pronunciación. Los ejercicios se dividen en:
  1. Ejercicios de soplo.
  2. Ejercicios de labios.
  3. Ejercicios de lengua.
  4. Ejercicios de mandíbula.
Como recomendación, en las hojas (y en mi práctica lo he aplicado y me ha dado resultado) se sugiere que los ejercicios citados se realicen frente a un espejo, haciendo 10 repeticiones en cada caso y bajo un modelo que le indique al niño cómo hacerlo, responsabilidad que caerá en el padre, la madre, el tutor, el maestro o quien sea que lo esté tratando; se debe establecer una rutina de trabajo con el niño, alternando días de aplicación y descanso, es decir, un día sí, un día no, completando de 3 a 4 días a la semana, y en un horario específico que deberá respetarse.

EJERCICIOS DE SOPLO

Sirve para trabajar los sonidos S. F, P, CH, SH y B.
  1. Apagar un cerillo o una vela al soplar, aumentando cada vez más la distancia. Personalmente este ejercicio no lo sugiero mucho puesto que puede provocar un incidente (una quemadura ya sea por el fuego o por la cera de la vela), en su lugar he optado por otras opciones, como soplar hacia una hija de papel y mantenerla en posición inclinada soplando hacia ella a cierta distancia. Incluso he sustituido esta actividad por ejercicios de flauta.
  2. Soplar inflado globos. Este ejercicio lo he aplicado de dos modos: Primero le pido al niño que tome todo el aire que pueda con sus pulmones y después, de un sólo golpe, que trate de inflar el globo lo más que pueda. El otro modo es utilizando tiempos, el aplicador deberá aplaudir en un ritmo semilento y constante, mientras el niño deberá alternar entre tomar aire e inflar el globo entre cada aplauso.
  3. Soplar haciendo burbujas de jabón.
  4. Soplar sobre una mesa pedacitos de papel, confeti, etc. Este ejercicio lo he aplicado de un modo un poco más divertido para el niño, a manera de competencia, colocandolo a él y a otro niño competidor (también puede ser el mismo aplicador) cada uno en un extremo de la mesa, y enmedio de ambos un lápis o un color, y ambos deben soplar para hacer caer el lápiz por la orilla de la mesa del lado donde se encuentra el contrario.
  5. Silvar. Puede ser siguiendo una melodía.
  6. Tomar alimentos líquidos con un popote.

EJERCICIOS DE LABIOS

Sirve para trabajar los sonidos T, P, D, M y B.
  1. Estirar y fruncir los labios alternadamente (sonrisa y beso).
  2. Llevar los labios d eun lado a otro, haciendo muecas.
  3. Apretar los labios con fuerza y soltar.
  4. Reírse estirando los labios a lo ancho.
  5. Colocar los labios en forma de trompa.
  6. Sostener un lapiz u otro objeto delgado entre el labio superior y la nariz. Se le puede decir al niño que se lo ponga como si fueran "bigotes de madera".
  7. Vibrar con los labios durante 10 segundos, sonido conocido como trompetilla. Me ha funcionado decirle al niño que estamos imitando a un "caballo cansado".
  8. Apretar los labios 10 segundos.
  9. Aventar besos. Más fácil con las niñas, usualmente a los niños varones esto les causa un poco de pena, en tal caso se puede omitir.

EJERCICIOS DE LENGUA

Sirve para trabajar los sonidos L, R, RR, N, Ñ, T y D.
  1. Meter y sacar la lengua rápidamente.
  2. Sacar la lengua y moverla alternadamente de un lado al otro.
  3. Parecido al anterior, sacar la lengua y darle vueltas a los labios, marcando el sentido, ya sea de derecha a izquierda o de izquierda a derecha. En este ejercicio se puede utilizar un poco de dulce o cajeta untándolo en los labios y el niño debe limpiarse con la lengua, dando vueltas alrededor de los labios.
  4. Sacar la lengua y moverla hacia arriba, tratando de alcanzar la nariz.
  5. Sacar la lengua y moverla hacia abajo, tratando de tocar la barbilla.
  6. Sacar la lengua y "hacerla taquito". No todos los niños pueden hacerlo aunque no haya dificultades con la lengua.
  7. Tocar alternadamente con la punta de la lengua los cahetes por dentro, similar al ejercicio 2 de esta categoría.
  8. Recorrer la parte frontal de los dientes con la lengua en círculos, sin abrir la boca, ejercicio similar al número 3 de esta categoría.
  9. Hacer trompetillas con la lengua, ejercicio parecido al número 7 de los ejercicios de soplo, pero utilizando la lengua.
  10. Hacer cosquillas con la punta de la lengua en el paladar. Este ejercicio puede ser un poco difícil sobre todo en niño con el frenillo lingual pegado, en este caso recomiendo también utilizar cajeta o algún otro dulce y untarlo dentro de la boca, en el paladar, para que el niño lo limpie con su lengua manteniendo la boca abierta, son mover o cerrar la mandíbula inferior.
  11. Subiendo y bajando la lengua en el paladar debe decir repetidas veces La La La La La.
  12. Hacer chasquidos en posición de sonrisa.
  13. Hacer con la lengua un sonido llamado Clocleo. En mi caso le indico al niño que va a imitar el sonido de un reloj.

EJERCICIOS DE MANDÍBULA
  1. Abrir y cerrar la boca.
  2. Morder suavemente el labio superior de la boca. 
  3. Morder suavemente el labio inferior de la boca. 
  4. Apretar 10 segundos los dientes con cierta fuerza y después relajar. Este ejercicio recomiedo solamente repetirlo unas 3 o 4 veces.
  5. Bostezar.
  6. Abrir la boca y mantenerla abierta, después mover la mandíbula inferior de derecha a izquierda repetidas veces lentamente.
  7. Masticar con la boca cerada primero de un lado y después del otro. Al tratarse del último ejercicio, lo utilizo como premio al darle al niño un chcle o algún dulce suave que debe masticar.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Hola Mi nombre es Norma! Soy estudiante de bachillerato a distancia.
La psicología para mí es un tema muy importante para comprender muchas conductas de nuestra sociedad y este artículo que menciona “Técnicas de Lenguaje” para ayudar a entender a muchas mamitas el cómo ayudar a nuestros pequeños, está muy completo y será una guía muy importante para quienes practiquen estas técnicas.

Tony Master dijo...

Buenos días Norma, pues me da gusto saber que esta información tiene utilidad para maestros y también para las madres que buscan los mejores apoyos para sus hijos.
Le deseo Mucha suerte en todos sus proyectos.