martes, 8 de diciembre de 2009

PHALAVRÁZ


INTRODUCCIÓN

Un problema muy común observable en las escrituras, no sólo de los niños, sino de muchas personas, es la ortografía; el cuidar de este aspecto de la escritura es importante, ya que como cualquier juego posee reglas que deben seguirse, la escritura también las tiene, además de que es un reflejo de nuestra propia cultura.

Desafortunadamente los docentes no estamos excentos de este problema, por lo que he considerado conveniente introducir una actividad encaminada a la autocorrección, misma que servirá tanto a los alumnos como al docente para enfrentar estos inconvenientes de la escritura, que posiblemente también me han sucedido a lo largo de este blog.

AUTOCORRECCIÓN

Muchas veces el descuido ortográfico en los textos es resultado de una falta de conciencia al momento de escribir, acerca de la existencia de reglas y de que se están cometiendo faltas a las mismas; llegar a la Autocorrección significa crear esa conciencia en nuestros niños y en nosotros mismos, y desarrollar la capacidad de corregir uno mismo los errores ortográficos mientras escribimos.

Considero a la ortografía como un hábitoque debe tenerse en cuenta; así como se busca en el niño un hábito de higiene y aseo, de responsabilidad, de estudio, etc., hay que generar ese hábito de la ortografía, y una manera de lograrlo es aplicando ejercisios de autocorrección.

PHALAVRÁZ

He nombrado esta actividad así para generar en el mismo título que existen errores que han de corregirse para llegar a la palabra correcta, en este caso es PALABRAS.

Para aplicar esta actividad sólo se necesita un texto producido por el niño (no copiado de preferencia), ya sea que se le solicite que escriba un cuento o que se aproveche cualquier texto producido en clase. Por parte del docente es necesario un dominio claro de las reglas ortográficas, y de no tenerse, esta misma actividad puede llevar al docente a una aplicación consciente de las mismas.

Una vez que existan los textos, el docente debe realizar la lectura y revisión de cada texto, al hacer esto, se dará cuenta del tipo de errores que se comenten de manera más común entre sus alumnos. Conviene entonces hacer un listado de varias palabras erróneas extraídas de los mismos textos que engloben los problemas más comunes, como omisiones o adiciones de letras en determinadas palabras, el mal uso de los acentos y mayúsculas, falta de separación entre palabras y el intercambio de letras de similares sonidos, por mencionar algunos.

Estas palabras erróneas son las denominadas Phalavráz, y se les explica a los niños que se llaman así porque están escritas incorrectamente, por lo que hay que buscar algunas posibles soluciones para que estas Phalavráz se transformen en Palabras. Se puede hacer de manera grupal utilizando una lluvia de ideas, por ejemplo, si una phalavrá es ACIA, algunas palabras que pudieran surgir serían ASIA, HACIA, HACÍA, dependiendo del conexto del enunciado.

Conviene hacer esta lista de Phalavráz con sus respectivas sugerencias a Palabras, de manera visible por los alunos, por ejemplo, en una cartulina haciendo una columna de Phalavráz y otra de palabras, y repetir este ejercisio de manera constante para que se observen resultados.

A continuación algunos ejemplos de Phalavráz extraídas de textos de alumnos de cuarto grado, y sus respectivas sugerencias a Palabras:




1 comentario:

Ana Cristina dijo...

Disculpa pero he visto muchas veces escrita la palabra ejercicio muy mal escrita aquí y como has escrito y muy bien el artículo sobre como autocorregirse me atreví a escribirte es a propósito?.me gusta mucho tu blog cariños de una maestra uruguaya con muchísimooooos años.